Liutprand - Associazione Culturale

PETIZIONE MONUMENTO LA PALISSE, LEGGI E FIRMA ANCHE TU
sezione articoli
HomeArticoli dal Mondo › Articolo
di Paul Gallez
LOS MONJES IRLANDESES EN LA ALTA EDAD MEDIA
Predescubrimientos de América


1.La conversión de Irlanda
Irlanda es el País donde mejor se conserva el habla céltica, y la única nación donde es una lengua oficial. En Gales, y en colonias galesas como Trelew en la Patagonia,una minoría intelectual cultiva la lengua céltica de sus ancestros, como muestra de su fidelidad a las tradiciones. En Escocia el céItico se ha perdido como lengua popular el siglo pasado, mientras en Bretaña (Francia) un pequeño grupo llamado “les bretons bretonnants” trata con poco éxito de resucitar la lengua céltica de sus ancestros inmigrados de Gran Bretaña, como argumento para la obtención de una autonomía política parecida a la que han conseguido en España varios grupos étnicos: gallegos, catalanes, vascos, andaluces.
En España, la lengua céltica de los celtíberos ha cedido ante la aculturacíón por los fenicios primero, y por los romanos después. En Gran Bretaña, los idiomas han resistido mejor a la dominación anglosajona del siglo IV, y normanda (afrancesada) del siglo XI.
En Irlanda, el hecho cultural más importante de la Alta Edad Media es la conversión masiva al catolicismo a principios del siglo V, y la adopción del latin por los intelectuales, es decir los monjes: fue la Edad de Oro de los irlandeses, que predicaron en toda Europa, y llegaron a arzobispos, como San Bonifacio en Maguncia, o a obíspos como San Vírgilio en Salzburgo.


El pueblo irlandés seguía hablando su lengua céltica, pero desaparecieron los druidas; se dejó de escribír el irlandés con el alfabeto ogam, y se redactó en latín con el alfabeto latino.
Muchos monjes irlandeses fueron a vivir como anacoretas o fundaron conventos en islas o isletas desiertas en las Hebridas, Orcadas, Shetland, las Färöer e Islandia, hasta que fueron expulsados por los vikingos en el siglo IX.
Es muy probable que algunos llegaron a Groenlandia, a Terranova, y al continente americano pues según el Landnamabók los vikingos (todavía paganos) encontraron en Gran Irlanda, cerca de Vinlandia, a gente vestida de blanco que hacían procesiones con oriflamas y cánticos.

2. San Brandán
Uno de los textos latinos más antiguos escrítos en Irlanda es la Navigatio Sancti Brendani Abbatis, o Viaje por mar del Abate San Brandán, del cual se conocen mas de ciento veinte manuscritos medievales, que varían poquisimo entre si.
San Brandán (o Brendan o Borombón) nació probablemente en 489 y falleció en 570 o en 583. Era abate de una comunidad de tres mil monjes en Clonfert, cuando recibió la visita de un monje llamado Barrind, que le contó que había viajado con su díscípulo Mernoc hasta la Tierra Prometida que se encuentra muy lejos en el oeste, más allá del Mar de las Tinieblas (el Atlántico) y lleva abundancia de flores y frutas. Es el país que se llama Gran Irlanda, tanto en las sagas vikingas como en la cartografía árabe del siglo XII.
San Brandán a su vez hizo construir un curragh, barco con casco de cuero como los que se utilizan todavía hoy en Irlanda para la pesca costera y, con una tripulación de catorce monjes, emprendió el largo viaje hacia la Tierra de Promisión. El itinerario pasa por ìas Färöer, Islandia y Groenlandia, donde vientos y corrientes son favorables a un viaje hacia el oeste. Es el camino que tomarán mas tarde los vikingos, bien al norte de la Corriente del Golfo que, al favorecer los viajes hacia el este, hizo fracasar las tentativas portuguesas en el siglo XV.
Los detalles del viaje de San Brandán permiten ubicar la mayor parte de sus escalas. El relato da cífras precisas sobre rumbos y distancias recorridas, mucho mejor que otros viajes legendarios. Como dijo Alejandro de Humboldt, “toda leyenda tiene su fondo de verdad”, y esta verdad es la que trató de hallar Timothy Severín cuando realizó el mismo viaje, en 1976/77, en un curragh similar al que utilizó San Brandán (1).


Por otra parte, la misma relación cuenta que antes de San Brandán, otros monjes, San Mernoc y Barrind, habían hecho el mismo viaie. La Navigatio parece acumular datos de estos otros viajes, haciendo dar a San Brandán muchas vueltas por el Atlántico Norte antes de Ilegar a su Tierra de Promisión.
¿Llegaron Brandán y, antes de él, Barrind y Mernoc a América? Según muchos investigadores, lo menos que se les puede reconocer es que han llegado a Terranova, donde en la Bahía de Saint Lunaire se encuentra una inseripcìón en escritura ogam, que hipotéticamente se ha atribuido a los monjes irlandeses que acompañaban a Brandán o a sus predecesores. Pero esta inscripción ogam, que nadie ha traducido, podría ser mucho más antigua, y pertenecer al grupo de textos ogam descubiertos por Barry Fell en Nueva Inglaterra, que fueron grabados por los celtiberos en el primer milenio a.C. (2).
Queda mucho por investigar en este terreno, para los pocos especialistas de las lenguas célticas.

NOTAS
1. SEVERIN, Timothy: The Brendan Voyage. New York, McGraw Hill, 1978.
2. GALLEZ, Pablo: Predescubrimientos de América. Nota 8. Ideas/Imágenes 11/13. Bahía Blanca 1993.


Associazione culturale Liutprand 27100 PAVIA      copyright ©1994-2018 e-mail: liutprand@iol.it