Liutprand - Associazione Culturale

PETIZIONE MONUMENTO LA PALISSE, LEGGI E FIRMA ANCHE TU
sezione articoli
HomeArticoli su Pavia › Articolo
di Alberto Arecchi
SAN MIGUEL Y EL BABUINO SAGRADO



Los babuinos que custodiaban la puerta principal de la Basílica de San Miguel, Pavía.


La Basílica de San Miguel mayor en Pavía reunía en la Edad Media (desde el final del siglo. IX hasta la mitad del siglo. XII) las dos funciones del lugar para la coronación de los reyes de Italia y del santuario de San Miguel Arcángel, patrono del reino y transportador de las almas al cielo ('psicopompo').
Las prerrogativas en el simbolismo medieval de San Miguel, Príncipe de los Arcángeles, hacían de él el sucesor natural, en la mitología, del dios egipcio Thot, el guardián de la realeza y psicopompo, o transportador de los espíritus de los guerreros hasta el cielo de la vida eterna .
Thot (Theut, que a veces se confunde con Yehuti) era una deidad lunar y era también el dios de la sabiduría. Él era el protector del dibujo, la geometría, la sabiduría, la medicina, la música, la astronomía y la magia, fue el inventor de los números, había creado la escritura jeroglífica y mantenía el control final de los magos. Thoth era también el dios de las leyes y del derecho. Como abogado, supervisor y defensor legal de los muertos participaba en el pesaje del alma, el juicio a que el difunto estaba sometido para ver si era digno o no para entrar en el mundo del más allá.
Sus animales totémicos eran el babuino y el ibis, el primero debido a que los egipcios se habían dado cuenta de que se sienta en la madrugada para ver la salida del sol, y la segunda porque vuela al atardecer hacia el oeste. A continuación, los dos animales se consideraron "compañeros" del paso del Sol y la Luna entre los dos mundos de los vivos y el más allá.
En el Libro de los Muertos del Antiguo Egipto el corazón del difunto se coloca en una balanza, sobre la cual se sienta un babuino. El animal tiene que informar al Dios cuando el saldo está en perfecto equilibrio.
En muchos templos de este Dios de la Luna fueron alojados los babuinos sagrados. Se creía que los babuinos eran los espíritus de la madrugada, mutados en animales después de haber cantado el himno al sol naciente.


Un escriba egipcio ante el dios Thoth como babuino, estatua de piedra con , 14 cm de altura, El Amarna.


La tradición de Thoth se perpetuó durante siglos, fue atribuida a Hermes Trismegisto por los griegos y luego por los romanos a Mercurio, hasta coincidir con el culto a Lugh de los Celtas y de los Longobardos para Wotan, y finalmente se condensó en la figura del arcángel Miguel.
El babuino era uno de los animales totémicos de ese dios, junto con las aves ibis. Los capiteles de la iglesia, construida expresamente para albergar a las coronaciones de los Reyes, mostran diferentes figuras de simios en posiciones dominantes. Las esculturas en los lados de la puerta principal de la iglesia representan tres babuinos, en el papel de "guardianes de la puerta." No es sorprendente que el pilar mediana de la nave, a la derecha, esté rodeado, casi "envuelto" por los babuinos, en los rincones de sus capiteles.


El dios Thoth como babuino, estatua de piedra, Museo del Louvre, Paris.


San Miguele de mil colores, de rico pavimento con mosaicos polícromos, que decoraban cada lugar del edificio. Aquí los Reyes fueron coronados, aquí tuvieron lugar los funerales de los poderosos, por que el antiguo psychopompo traera su alma al cielo: a quién le importa si fue el Empíreo, Valhalla o el Paradiso?
En las esculturas de la Basílica de San Miguel en Pavia, hemos identificado por lo menos, hasta ahora, tres grupos de babuinos, para un total de nueve:
* Tres en el portal central
* Tres en el pilar de derecha, en la parte central de la nave
* Tres en el "santuario" en la parte derecha (sur) de la iglesia
... Se ha de considerar que esta repetición insistente del número 3 tiene su importancia simbólica.


El décimo mono ... no es un babuino,
Basílica de San Miguel, Pavia.


Otra figura, muy misteriosa, está en un pliegue del portal de derecha de la fachada principal. Es un hombre desnudo visto de espaldas, flanqueado por dos espíritus o demonios, que se representan como en las imágenes del funeral del antiguo Egipto, con largas alas dobladas hacia el suelo. Los dos demonios introducen sus lenguas en los oídos del hombre. Esta es la figura más "anormal" que se puede observar en la soldadura de los portales. Es precisamente el "Portal del Pasaje ', junto al cual generalmente se representaba S. Cristobal, y esta es una imagen de" transición ", con los dos demonios que realizan el papel del griego Caronte, el barquero de las almas entre los dos mundos.


Los demonios del pasaje que conducen al hombre hacia el otro mundo, Basílica de San Miguel, Pavia.


Los leones no son nunca representados como bípedos.
Estos animales erectos, con largos dientes caninos, guardando el misterioso santuario, en la parte sur de San Miguel, son tres babuinos.


El babuino, sentado en la escala, preside el pesaje del alma del difunto (desde el antiguo Libro Egipcio de los Muertos).



Associazione culturale Liutprand 27100 PAVIA      copyright ©1994-2018 e-mail: liutprand@iol.it